Balance postelecciones 2017: ¿Quién gobernará en 4 estados mexicanos?

El domingo pasado, 4 de junio,  en la República Mexicana se celebraron elecciones en cuatro estados para renovar 525 cargos de elección popular: Coahuila, Nayarit, Estado de México y Veracruz. En Coahuila se eligió un gobernador, 38 ayuntamientos y 25 diputados. En Nayarit, un gobernador, 20 ayuntamientos, 30 diputados y 197 regidores. En el Estado de México, gobernador y en Veracruz, 212 ayuntamientos.

El presente post ofrece un balance descriptivo de las elecciones de gobernador a partir de cuatro variables: 1) participación-abstencionismo, 2) competitividad, 3) derecha vs izquierda y 4) alternancia. El análisis identifica un incremento en la participación electoral en dos estados (Estado de México y Nayarit), crecimiento de los partidos de izquierda (y su otra cara, descenso de la votación para los partidos de derecha), mayor competitividad electoral y allanamiento en el camino hacia la alternancia.

La participación electoral  es la actividad voluntaria de un ciudadano para intervenir en la toma de decisiones de asuntos políticos a través del voto. El abstencionismo es el concepto antagónico a la participación, caracterizado por la falta de interés de los ciudadanos para ejercer su derecho a votar en los asuntos públicos. En la elección del Estado de México, la participación aumentó del 46.1% en 2011 al 52.49% (IEEM, 2017), en Nayarit creció del 60% al 62.37% en el mismo período (IEE, 2017). Sin embargo, en Coahuila disminuyó del 61.61% en 2011 al 59.54% (IEC, 2017). En términos generales, la participación electoral creció en relación a la anterior elección de gobernador  y por ende el abstencionismo disminuyó.

Con respecto a la competitividad, ésta se caracteriza porque en una competencia electoral dos o más partidos consiguen resultados aproximados y ganan por estrechos márgenes. En el Estado de México y en Coahuila no se había presentado competitividad en una elección gubernamental hasta esta ocasión. En ambos estados, el PRI ganó la gubernatura, pero su triunfo denotó derrota debido a que venció por porcentajes mínimos a sus contrincantes, con diferencias menores al 3% y votaciones inferiores a las elecciones inmediatas anteriores.

De los resultados tan cerrados se deduce una mayor competitividad electoral, antes del 2000 era casi imposible ganarle una elección al partido hegemónico (PRI), la competitividad era casi nula. Actualmente existe una competitividad en la escena electoral que ha incidido en que accedan a cargos de representación diversos partidos en diferentes estados, hasta existe una gubernatura independiente en el Estado de Nuevo León.

En cuanto a los partidos de derecha, éstos se caracterizan por ser conservadores, a diferencia de los de izquierda, que están a favor de un cambio social. De las elecciones locales de 2017 resalta el crecimiento de los partidos de izquierda, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), a diferencia de los partidos de derecha, PRI y Partido Acción Nacional (PAN) que vieron disminuido su respaldo.

En el Estado de México, la coalición PRI-Partido Verde Ecologista de México (PVEM)-Nueva Alianza (NA) ganó con el 33.72% de la votación, seguido de Morena que obtuvo el 30.82% de las preferencias, a diferencia de las elecciones de 2011, en las que la misma coalición ganó con casi el 65% de la votación sin ningún contrincante cercano.

En Coahuila, la coalición “Por un Coahuila seguro” encabezada por el PRI ganó con el 38.31% de los votos, seguido de cerca por la coalición “Alianza ciudadana por Coahuila” encabezada por el PAN con el 36.81%. En las elecciones de 2011, el resultado fue diferente, la coalición encabezada por el PRI obtuvo más del 60% de la votación seguido muy de lejos por la coalición dirigida por el PAN con el 35% de la votación.

En Nayarit, la coalición PAN-PRD-Partido del Trabajo (PT)-Partido de la Revolución Socialista (PRS) obtuvo la gubernatura con el 38.66% de los votos, en segundo lugar quedó la coalición PRI-Partido Verde Ecologista de México (PVEM)-Nueva Alianza(NA) con el 26.82% de la votación. A diferencia de la elección anterior, en la cual la coalición “Nayarit nos une” integrada por los partidos PRI-PVEM-NA ganó con el 45.74% de los votos, y el PAN quedo en segundo lugar, con el 38.42%.

Igual diferencia se proyectó en las elecciones de gobernador de 2011 en el Estado de México y Coahuila, en las cuales el PRI ganó con una holgada diferencia de votos, salvo que en esta elección ganó con márgenes muy reducidos en una votación muy cerrada.

Por su parte, en Nayarit la coalición integrada por el PAN y otros partidos de izquierda (PRD, PT y PRS) logró quitarle la gubernatura al PRI con un margen de casi el 12% de la votación. En general, los partidos de izquierda incrementaron el porcentaje de su votación a diferencia del partido de derecha (PRI) que tuvo un descenso significativo en la preferencia de los votantes.

Por lo que se refiere a la alternancia, ésta se refiere a que ningún partido tiene el monopolio del poder en forma permanente. De los tres estados analizados dos no han tenido alternancia: Estado de México y Coahuila, sólo Nayarit había tenido alternancia en el sexenio 1999-2005 con la coalición PAN-PRD-PT (la misma que ganó la actual elección). Tanto el Estado de México como Coahuila continúan sin tener alternancia, en ambos estados el PRI volvió a ganar la gubernatura. Sin embargo, todo indica que existe un allanamiento en las preferencias electorales con rumbo a la alternancia, ya que aun cuando los resultados electorales le dan el triunfo al PRI en ambos estados los porcentajes de diferencia con sus más cercanos contrincantes son mínimos (menos del 3%), situación contraria a las elecciones anteriores en las que el PRI ganaba por un amplio margen.

Actualmente, de 32 estados que integran la República Mexicana sólo cinco no han tenido alternancia: Campeche, Colima, Hidalgo, Coahuila y Estado de México. Los tres primeros tuvieron elecciones entre 2015 y 2016, y continuaron con el partido hegemónico, lo mismo sucedió con el Estado de México y Coahuila en 2017. Estos cinco estados cumplirán más de nueve décadas gobernados sistemáticamente por el PRI o sus antecesores: Partido Nacional Revolucionario (PNR) y Partido de la Revolución Mexicana (PRM). Sin embargo, la disminución en las preferencias electorales hacia el PRI denota que se está allanando el camino hacia la alternancia en dichos estados. La tendencia a la alternancia se observa en todo el país. En las elecciones a las gubernaturas de 2016 el PRI perdió cuatro estados que habían sido gobernados por este durante 86 años consecutivos: Durango, Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas.

El balance de las elecciones gubernamentales de 2017 constituye un precedente de lo que sucederá en la elección presidencial de 2018, por lo que se augura un panorama difícil para la permanencia del PRI en la presidencia de la República. En síntesis, el PRI ha perdido más en esta elección de lo que aparentemente ha ganado[1].

Referencias:

 IEC (Instituto Electoral de Colima) (2017). Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). Gobernador. Consultado en: http://www.iec-prep.org.mx/Gobernador.html el 5 de junio.

IEEM (Instituto Electoral del Estado de México) (2017). Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). Gobernador. Consultado en: http://ieem.org.mx/rptDistrital_part.html el 5 de junio.

IEE (Instituto Electoral Estatal de Nayarit) (2017). Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). Gobernador. Consultado en: http://prep2017-nay.ine.mx/Gobernador/Entidad/VotosResumen 5 de junio

[1] El presente post se elaboró con los resultados electorales disponibles al 8 de junio de 2017, los porcentajes en la votación pueden variar con la presentación y resolución de impugnaciones ante los tribunales electorales.

 

Acerca de Ivonne Maya Espinoza

es Doctora en Humanidades: Estudios Latinoamericanos por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). Actualmente candidata al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

5 respuestas a Balance postelecciones 2017: ¿Quién gobernará en 4 estados mexicanos?

  1. Juana M. Guerrero 13 Junio, 2017 at 14:31 #

    Es interesante conocer el panorama y cómo variaron las dinámicas en estas elecciones respecto a los períodos anteriores.

    Respondo con preguntas: pareciera que hay mayor interés por parte de la población y por lo tanto, mayor participación ciudadana, al menos en cuanto a emitir el voto pero ¿qué pasa con la calidad de la participación ciudadana? ¿a qué fines atiende? El hecho de que aumente el porcentaje ¿implica que habrá un verdadero cambio en la situación del país?

    Ésta última pregunta en cuanto al tema de la participación ciudadana, además también puede plantearse respecto a la alternancia: siendo la situación del país, la que es y conocemos, ¿la alternancia implicaría algún cambio sustancial?

    Interesante artículo y bueno para la reflexión y generación de propuestas para el cambio.

  2. Nancy Becerril Flores 11 Junio, 2017 at 1:46 #

    Muchas gracias por los datos proporcionados, me pronuncio como mexiquense y sin duda estos comicios nos aproximaron a la alternancia, y como Usted lo comenta el Partido Revolucionario Institucional fue el mayor perdedor en número de simpatizantes y votantes (aún con coalición); aunque si bien obtuvo la mayoría relativa, no logró la mayoría absoluta, esto es, el 66. 30 % de los votantes no lo consideró como la mejor opción, consecuencia del descontento social en cuanto a las acciones y omisiones de nuestros gobernantes en turno en perjuicio del bienestar social.

    Para llegar a la alternancia en nuestro Estado, entre otras cosas se requiere de una institución electoral sólida, a pesar de que el IEEM llamó errores humanos al conteo de votos en las boletas y fallas en el PREP, se generaron dudas en los resultados, y considero que esta situación lleva a la sociedad a perder credibilidad en el IEEM como institución e incluso temería que como consecuencia la participación ciudadana sea menor en las próximas elecciones.

    No me queda más que realizar mis obligaciones como ciudadana, enterada y exigente con mis gobernantes.

    M.E.P. NANCY BECERRIL FLORES

  3. Alan Zaid Reséndiz 10 Junio, 2017 at 5:04 #

    Excelente balance, felicidades

  4. Amparo Contreras 10 Junio, 2017 at 0:49 #

    Muy buen resumen informativo. Sin embargo, creo que el PRI volvió a ganar gracias a la corrupción. No creo que ningún humano coherente quiera que ese partido esté al frente de ningún gobierno mexicano. Lo lamento mucho.

  5. IVONNE MAYA ESPINOZA 10 Junio, 2017 at 0:40 #

    Agradezco enormemente a Renée Lucia Salmerón Silva por sus atinados comentarios y correcciones al post. Abrazos enormes.

Deja un comentario