El análisis de redes en la Ciencia Política

A diferencia de los intercambios económicos de mercado –que se constituyen mediante relaciones basadas en la competencia-,  y de las organizaciones formales –establecidas a partir del principio de jerarquía-, las redes políticas generalmente describen relaciones entre actores que son voluntarias, horizontales e informales.

Recientemente, la teoría y el análisis de redes han cobrado mucha visibilidad en la Ciencia Política. En los últimos años, se han publicado un gran número de trabajos que examinan el efecto de red sociales, o explican la creación de redes, en áreas tan disimiles como son la colaboración entre legisladores, los conflictos armados, las políticas ambientales o la colaboración internacional, entre otros. Algunos ejemplos relacionados con la política en América Latina incluyen los trabajos de Alemán y Calvo (2013); Berardo y  Mazzalay  (2012) o Alcañiz (2010). Se puede encontrar más información incluso en la asociación internacional de análisis de redes.

En este último, utilizo análisis de redes para estudiar proyectos de colaboración en ciencia y tecnología nuclear entre 20 países de América Latina a lo largo de 20 años. Esta  técnica permite mapear, visualizar y explicar las estrategias de cooperación entre un número significativo de actores a lo largo del tiempo. A menudo, el análisis de redes revela patrones “escondidos” que difícilmente puedan ser observados si no se estudia la colaboración de un modo global. En el caso de la cooperación transgubernamental latinoamericana en el área nuclear, el estudio reveló cómo los ciclos económicos en los presupuestos científicos de cada país generan incentivos a la colaboración entre burócratas expertos. En efecto, una década de crisis económica en América Latina también explica cambios en las políticas de colaboración científica regional, las cuales se ven reflejadas en el análisis de redes.

Una de las razones por la cual el análisis de redes ha cobrado tanta relevancia en las ciencias políticas es que permite resolver teórica y analíticamente el dilema entre estructuras sociales y agencia política. En efecto, pensar en términos de redes implica resaltar la agencia del actor en relación al contexto (el orden social) en el cual está inmerso. Originalmente desarrollado por sociólogos, el estudio de redes parte del supuesto que todo actor es social y, por tanto, explicar su accionar requiere atender la red de lazos sociales, económicos, y políticos que lo sostiene. Aquí debe aclararse que el interés del investigador puede estar puesto en el actor o en la red. Dicho de otro modo, la flecha causal puede ir del actor a la red, para explicar cómo los intercambios entre actores forjan el entramado social o puede ir de la red al actor para explicar cómo el medio social influye en el accionar político. Pero para ambas perspectivas, el análisis de redes ofrece conceptos y medidas útiles.

Si el eje de la investigación cae sobre el actor, el concepto de centralidad es de particular relevancia. Centralidad refiere al prestigio o influencia que tiene un actor dentro de la red. Si, por ejemplo, estudiamos a un grupo de países para calcular la probabilidad que dos o más colaboren, seguramente querremos dar cuenta del efecto de los “pesos pesados” dentro del grupo. Eso es, algunos países tienen mayores recursos (económicos, políticos, y/o militares) y eso puede sesgar la probabilidad de cooperación ya que un país con superávit de recursos puede ofrecer mayores beneficios a la hora de colaborar que uno en déficit. Para dar cuenta de esto, primero debemos identificar a los países centrales de la red. La medida de centralidad (en todas sus variaciones) esencialmente cuenta el número de lazos que cada actor tiene con los otros participantes de la red. Cuanto mayor el número, mayor se espera que sea su influencia sobre los otros.

Si el enfoque está centrado en como el entramado socio-político afecta las decisiones políticas de los actores, el análisis de redes ofrece varias medidas claves para explicar este efecto. Una de ellas es el de densidad, que cuenta el número de lazos observados sobre el total de los lazos posibles de la red. De acuerdo a la densidad de la red estudiada, derivamos distintas expectativas. Una estructura densa, donde los actores están mejor conectados, podrá transmitir información y recursos de manera más efectiva que una más suelta. Sin embargo, esta medida es de menor utilidad en las redes más grandes, donde el sesgo es hacia una densidad menor y donde aún una densidad mayor no especifica si los lazos existentes están centralizados en algún actor prominente. Por ejemplo, si pensamos en una red de comercio internacional preferencial que incluye a Gran Bretaña y a todas sus pasadas colonias, la medida de densidad probablemente sea alta pero no revelaría cualquier desigualdad entre actores dentro de la red. Mientras que el antiguo Imperio Británico seguramente mantiene relaciones comerciales preferenciales con la mayoría de sus excolonias, ellas no necesariamente otorgan preferencias a todos sus pares. Para dar cuenta de la distribución de lazos en redes especialmente grandes, usamos la medida de centralización, que permite calcular la proporción de lazos que están pasando por un actor central en la red. De esta forma podemos saber si la densidad de la red está siendo determinada por un o pocos actores o, en su defecto, por una mayoría de participantes. Esto entonces nos da información substancial de qué clase de estructura estamos estudiando, y a su vez, nos permite derivar hipótesis de cómo será el efecto de la red sobre el accionar de los actores.

Referencias Bibliográficas:

Alcañiz, Isabella. 2010. “Bureaucratic Networks and Government Spending: A Network Analysis of Nuclear Cooperation in Latin America”Latin American Research Review 45 (1): 148-172.

Alemán, Eduardo y Ernesto Calvo. 2013. “Explaining Policy Ties in the Argentine and Chilean Congresses: A Network Analysis of Bill Initiation Data“. Political Studies 64 (1).

Berardo, Ramiro y Victor Mazzalay. 2012. “Confianza, Influencia Política e Intercambio de Recursos en Arenas Decisorias Regionales“. Revista de Ciencia Política 32 (2): 479-500.

 

 

Acerca de Isabella Alcañiz

Isabella Alcañiz es profesora de Ciencia Política del Departamento de Gobierno y Política de la Universidad de Maryland, Estados Unidos

, ,

3 respuestas a El análisis de redes en la Ciencia Política

  1. mariana 24 julio, 2013 at 3:16 #

    Muy interesante, me parece que nos brinda un panorama muy claro sobre el análisis de redes y sus usos en las investigaciones de ciencia política. ¿Podrías recomendar algunos trabajos teórico-metodológicos adicionales para quienes no estamos del todo familiarizados con el enfoque?
    ¡Gracias!

    • Isabella 26 julio, 2013 at 0:59 #

      Gracias, Mariana.
      Si seguro, tengo un par de sugerencias: la guia de redes (“Social Network Analysis: A Handbook”) de John Scott, como una primera introduccion general al tema y el libro de Metodos y Aplicaciones de Stanley Wasserman. A mi me sirvieron mucho.
      Isabella

      • mariana 31 julio, 2013 at 18:42 #

        Mil gracias!!

Responder a mariana Click here to cancel reply.