Inmigración latinoamericana en España: ¿de vuelta a casa?

España se convirtió en pocos años en el destino privilegiado de las corrientes migratorias, en particular de la proveniente de América Latina. En 2007, el 10% de la población residente en el país era de origen extranjero, siendo así que en 1996 representaba el 1,4%. En ese mismo año, los latinoamericanos constituían el 35,8% del total de población extranjera que residía legalmente en territorio español (Muñoz de Bustillo y Antón 2013: 34). La inmigración en España tuvo, pues, en el primer quinquenio de 2000 un fuerte componente latinoamericano.

A diferencia de la migración de origen europeo o la del África subsahariana, los flujos migratorios latinoamericanos iniciaron su desembarco en la península desde las décadas de 1960 y 1970, con el contingente de exiliados políticos de las dictaduras latinoamericanas, en particular las del Cono sur. En algo más de dos décadas –entre los años ochenta y los comienzos del nuevo siglo–, pasó de ser una inmigración de carácter político a una de índole económica, de la que las mujeres fueron protagonistas (Delpino 2008: 101). Amplios contingentes de población se asentaron inicialmente en Barcelona y Madrid, para luego expandirse a casi todo el territorio español, con cierta tendencia a distribuirse en concentraciones por nacionalidad. Los grupos nacionales más numerosos en esta oleada migratoria fueron ecuatorianos, colombianos y bolivianos, que en conjunto representaban en 2007 algo más de la mitad de la población latinoamericana en España (Muñoz de Bustillo y Antón 2013:35).

Una reciente publicación del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca (Delpino, Roll y Biderbost 2013) ofrece un conjunto de perspectivas analíticas destinadas a mejorar la comprensión del fenómeno de la inmigración latinoamericana en España, preparadas por veintiún investigadores españoles, latinoamericanos y de otros países europeos, especialistas de distintas disciplinas científicas. La organización del volumen se inició en 2008, cuando la inmigración latinoamericana parecía convertirse en un actor principal de la redefinición del escenario social y educativo español, al tiempo que el Instituto incorporaba la temática migratoria dentro de sus campos de interés permanentes.

En primer lugar, el volumen aborda los proyectos migratorios (Roll, Robalino); los rasgos y patrones de asentamiento de la población latinoamericana (Muñoz de Bustillo y Antón);  y el carácter de los flujos económicos y humanos entre  los países andinos y España (Ayuso y Pinyol).  Estos trabajos presentan los perfiles socio-demográficos y las experiencias de vida de los latinoamericanos en España.

En discusión con algunos prejuicios existentes en la sociedad española en torno a los inmigrantes, se analiza la participación de la inmigración latinoamericana en el gasto social español (Muñoz de Bustillo y Antón 2013). El examen de las transferencias monetarias y sociales de los inmigrantes latinoamericanos a sus comunidades de procedencia (Parella y Cavalcanti) y de la migración temporal y circular como medio para favorecer el desarrollo local (Gastelbondo) plantea dimensiones del impacto de la migración en las comunidades de origen. Mediante el análisis del espíritu emprendedor de los inmigrantes de origen latinoamericano (Coduras) y de las políticas de responsabilidad social corporativa de empresas españolas dirigidas al colectivo latinoamericano (Flores, Carrera y Biderbost) se profundiza en las formas de inserción laboral.

Los trabajos acerca del proceso de incorporación del alumnado de origen latinoamericano en la escuela española (Delpino) y de los niveles de integración socio-cultural de los inmigrantes latinoamericanos en la comunidad de Madrid (Osorio) ofrecen miradas distintas sobre el significado de la presencia de adolescentes y personas adultas en la sociedad española. El abordaje de la experiencia migratoria y el sentido de la participación en grupos juveniles latinos (Cerbino, Rodríguez, King F) y el análisis de los imaginarios culturales de miembros de la Nación de Reyes y Reinas Latinos en Catalunya (Romaní y Feixa) ofrecen, desde la etnografía, la comprensión de los mecanismos de exclusión e identidad de los jóvenes en relación con la sociedad de origen, la de destino y  la participación en tribus urbanas.  La adquisición de la nacionalidad española y sus efectos sobre los inmigrantes y la sociedad receptora (Zapata y  Göttsch), así como las percepciones de los inmigrantes sobre las instituciones políticas (españolas y  latinoamericanas) (Biderbost) permiten entender los procesos de integración cívica y política en la sociedad de acogida.

Un tema que el libro no llegó a abordar fue el impacto de la crisis económica entre los latinoamericanos en España. Sin la pretensión de examinar aquí el complejo tema de los efectos de la crisis entre los latinoamericanos en España, puede adelantarse, de una parte, que el retorno a los países de origen resulta una vía de salida al impacto producido por la crisis y, de otra parte, que en este nuevo escenario las mujeres vuelven a convertirse en protagonistas mayoritarias de la inmigración latinoamericana en España.

Datos recientes del Instituto Nacional de Estadística muestran que entre los extranjeros que regresan a sus países de origen los varones superan a las mujeres (Gráfico 1). Complementariamente, los datos provisionales de población residente en España nacida en alguno de los países que tuvieron presencia relevante entre los inmigrantes de origen latinoamericano, situados en la franja etaria de 35 a 44 años, revelan que a mediados de 2013 las mujeres superaban a los varones en los casos de los siete países seleccionados (Tabla 1).

Tabla 1. Población residente de origen latinoamericano entre 35 y 44 años, julio de 2013

País Hombres     Mujeres
Ecuador

44.919

46.772

Colombia

28.587

41.981

Perú

18.115

21.256

Bolivia

16.644

24.868

República Dominicana

10.481

17.447

Brasil

6.893

17.190

Paraguay

3.875

9.919

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Elaboración propia con datos del Instituto Nacional de Estadística. Cifras de Población a 1 de julio de 2013.

En la década de 1990, los proyectos migratorios latinoamericanos hacia España fueron emprendidos fundamentalmente por mujeres (Izquierdo 2000). El carácter de género de la migración latinoamericana se inscribió así en el fenómeno de feminización de las migraciones en el mundo. Tal como ocurrió en los inicios, la población residente de origen latinoamericano parece volver a tener ahora un marcado sesgo de género. Como ha sido señalado (Suárez-Orozco, Todorova y Louie 2002), las inmigrantes usualmente albergan un objetivo migratorio que aspira a la permanencia porque es parte de un proyecto de vida. Esta vocación de permanencia de las inmigrantes hace más difícil que ellas conciban planes de vuelta a casa.

 

Gráfico 1. Emigración de población extranjera según sexo y edad

delpino1

Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Cifras de Población a 1 de julio de 2013. Estadística de Migraciones. Datos provisionales. Diciembre 2013

Referencias Bibliográficas:

Delpino Goicochea, Mª Antonieta. 2008. “Género e inmigración. Mujeres al borde la exclusión”. En Figueruelo Burrieza, Ángela. Ed.  Estudios interdisciplinares sobre igualdad y violencia de género. Granada: Editorial Comares (97-110).

Delpino, Mª Antonieta, Roll, David y Biderbost, Pablo. 2013. Claves para la comprensión de la inmigración latinoamericana en España. Córdoba: EDUCC-Editorial de la Universidad Católica de Córdoba e Instituto de Iberoamérica, de la Universidad de Salamanca.

Izquierdo, Antonio. 2000. El proyecto migratorio de los indocumentados según género. Papers 60. Extraído el 10 de junio de 2006 desde http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=45692

Muñoz de Bustillo, Rafael y Antón, José Ignacio. 2013. “La inmigración latinoamericana en España: contexto, dimensión y características. En Delpino, Mª Antonieta, Roll, David y Biderbost, Pablo. Claves para la comprensión de la inmigración latinoamericana en España. Córdoba: EDUCC-Editorial de la Universidad Católica de Córdoba e Instituto de Iberoamérica, Universidad de Salamanca (29-62).

Suárez-Orozco, Carlota, Todorova, Irina y Louie, Josephine. 2002. “Making up for lost time. The experience of separation and reunification among immigrant families”. Family Process, vol. 41(4): 625-643.

Base de Datos:

Instituto Nacional de Estadística. 2013. Cifras de Población a 1º de julio de 2013. Estadística de Migraciones. Primer semestre de 2013. Datos provisionales, p. 9. Extraído el 14 de diciembre de 2013 desde http://www.ine.es/prensa/np822.pdf

Acerca de María Antonieta Delpino

María Antonieta Delpino Goicochea es Doctora en Educación, miembro del GIMMAL e Investigadora Visitante del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca.

,

4 respuestas a Inmigración latinoamericana en España: ¿de vuelta a casa?

  1. Monserrat 16 febrero, 2014 at 23:00 #

    Buenas noches María Antonieta,

    muchas gracias por su artículo, me resultó muy interesante. Sin embargo, tengo la misma inquietud que Camilo acerca de si el fenómeno migratorio femenino fue de carácter coyuntural o se ha prolongado en el tiempo? además me gustaría saber si este fenómeno tiene que ver con la pérdida del espacio público de la mujer en la vida latinoamericana?

    muchas gracias.

    • Mª Antonieta 19 febrero, 2014 at 19:34 #

      Gracias, Montserrat.
      Con respecto a sus inquietudes, creo que en la respuesta a Camilo debo haberlas satisfecho. En todo caso me interesa precisar que amplios sectores de mujeres latinoamericanas que han migrado lo han hecho para huir de las condiciones de exclusión social y económica en la que se encontraban tanto ellas como sus grupos familiares. Otros sectores de mujeres que contaban con una relativa participación social y económica en sus países de origen migran con el propósito de ampliar sus oportunidades profesionales y laborales. Aquellas mujeres que migran por cuestiones políticas hoy resultan ser casos aislados.

      Sobre su interés por saber si la “pérdida del espacio público de la mujer en la vida latinoamericana” ha incidido en el fenómeno migratorio de las mujeres, yo le preguntaría cuándo la mujer latinoamericana ha tenido presencia en el espacio público. En la historia reciente ha habido cíclicamente períodos cortos en los que algunos sectores de mujeres -tanto de clase media como populares- han participado en movimientos sociales para reivindicar algunos derechos; pero eso no significa que la mujer latinoamericana ha contado con representación y participación activa y consolidada en el espacio público. En los estudios que he realizado en España, Argentina y Perú, no he conocido a mujeres de origen inmigrante que hayan emprendido su proyecto migratorio debido a la imposibilidad de participar en el espacio público.

  2. Camilo Herrero 16 febrero, 2014 at 20:58 #

    Gracias a la autora del post por hacer un excepcional y breve retrato de la inmigración de latinoamericanos a España.
    Pero uno de los aspectos que más me intrigan es si el aumento de esta inmigración de los países de América Latina estaría relacionado con la profundización de aplicación de políticas neoliberales a lo largo de la de década de 1990.
    Además de este aspecto es si la feminización de la inmigración es solo coyuntural a estos momentos, o se podrá prolongar en el tiempo.

    • Mª Antonieta 18 febrero, 2014 at 19:32 #

      Camilo, gracias por sus comentarios.

      Las migraciones constituyen un fenómeno de carácter recurrente en la historia de la humanidad, que han tenido diferentes ritmos en función de factores tanto de carácter endógeno como exógeno. En las sociedades emisoras existen condiciones sociales, económicas o políticas que expulsan sectores de población como en las receptoras se dan otras que atraen a esa mano de obra.
      Desde hace varias décadas, en un escenario económico mundial globalizado, ha podido notarse un notable incremento de las migraciones internacionales. Resulta difícil pensar hoy en día una sociedad capitalista aislada de las relaciones de intercambio, implicadas en el movimiento constante de capitales, de información, de bienes y de servicios. En ese sentido los efectos de las políticas neoliberales en América Latina durante las cuatro últimas décadas -que se iniciaron en la década de los setenta con el gobierno de Pinochet en Chile- y ahora acentuadas debido a la crisis financiera mundial, inciden en el aumento de los desplazamientos poblacionales. Actualmente hay otras regiones en el mundo donde los procesos migratorios se han convertido en inevitables; observe lo que ocurre en Europa con los desplazamientos de población procedente de África y de los países de Europa del Este, además de la de los jóvenes españoles hacia otros lugares de Europa y América Latina. En la comprensión de los fenómenos migratorios no hay que perder de vista también los factores endógenos, entiéndanse como las condiciones estructurales que subsisten aún en muchos países, que se convierten en mecanismos expulsores de población, incluidas por supuesto las mujeres.

Deja un comentario