Nación y nacionalismo: tradiciones, nuevos enfoques y el papel de América Latina.

La presente entrada pretende introducir a los estudios sobre nación y nacionalismo a un lector interesado en América Latina, y señalar las relaciones existentes entre los dos ámbitos de estudio. Para ello, se estructura en tres partes bien diferenciadas: un resumen del contenido de mi intervención en el seminario de investigación del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, basada en una parte de la tesis doctoral que estoy desarrollando sobre la construcción nacional española, británica, francesa y portuguesa en las primeras décadas de la época contemporánea (c. 1780-1830). Posteriormente, se trata el papel de América Latina en la misma y, de una manera más general, por qué latinoamericanistas y Nations and Nationalism scholars pueden encontrar en el otro información no solo interesante sino necesaria para sus propias tradiciones. Finalmente, incluyo algunas referencias de estudios que dan cuenta de esta intersección, desde un punto de vista u otro.

Una historia conceptual de la nación desde una perspectiva individual.

Al contrario de lo que podía decirse hace unas décadas, los estudios sobre los fenómenos nacionales presentan hoy una tradición sólida y amplia, aunque no existe consenso teórico sobre los puntos más básicos. El clásico debate sobre la antigüedad de las naciones y si la soberanía nacional debe tomarse como el elemento distintivo del nacionalismo moderno se ha visto complementado por nuevos enfoques, a los que se ha llegado desde algunas obras e ideas que han servido de transición, como “nacionalismo banal” o “nación desde abajo”. Lo que llamo “perspectiva individual” intenta construir una vía metodológica que, evitando el individualismo, coloque a las personas concretas como los verdaderos agentes de la construcción de naciones, abstracciones grupales que son el resultado del proceso, no sus agentes.

Para ello, parto de dos giros teórico-metodológicos esenciales: uno cognitivo, que señala la naturaleza discursiva de lo nacional como instrumento de codificación de la realidad, y otro experiencial o «de acción humana» (agency), que exhorta a una mirada “a ras de suelo” de las diversas formas de entender y vivir la nación. A través del estudio cualitativo de un corpus de diarios, memorias y libros de viaje, fuentes no exentas de problemas hermenéuticos y epistémicos, y elaboradas durante la cronología mencionada por individuos de distinta procedencia geográfica, ideología política, grupo social y nivel cultural, exploro el papel de la nación en su manera de hablar del mundo y sus distintos usos y significados en cada caso.

Los resultados preliminares apuntan a un panorama complejo y diverso, con una relación problemática con las grandes narrativas “desde arriba”. En estas fuentes las diversas interseccionalidades que dan significado a las categorías grupales, en este caso la nacional, y permiten conformar las identidades de los individuos (como la política, la religión o la diversidad cultural territorializada) se muestran refractarias a la reducción conceptual, pero vienen a confirmar la relación recíproca entre nuestras experiencias vitales y nuestra manera de entender el mundo y sus conflictos. Asimismo, la dicotomía entre una nación premoderna y otra moderna, si bien es tranquilizante y fácil de asumir, parece demasiado simplista para dar cuenta de las morfologías de un concepto ciertamente en transformación.

 El papel de América Latina.

La nación y los debates en torno a ella desempeñan un rol fundamental en los orígenes y las transformaciones políticas del mundo contemporáneo. En los territorios americanos de las antiguas monarquías de la Europa occidental, la independencia acabó siendo un producto de la crisis sistémica que sacudía a todo el conjunto. Lo interesante y aparentemente paradójico es que las primeras pertenencias nacionales expresadas fueron hacia naciones transatlánticas o imperiales, a las que los “españoles americanos” y los “lusobrasileños” proclamaban su pertenencia (sobre los debates en torno a esto, un resumen en Pérez Vejo 2016). El proceso de independencia requirió también de una secesión simbólica en las cosmovisiones de los individuos, que convirtiera lo español y lo portugués en una alteridad y no algo propio sobre lo que discutir.

Es en esta primera parte de la historia del nacionalismo en América Latina que mi tesis encuentra una dimensión americana a su problema de investigación, a pesar de no estar concebida inicialmente desde un marco americanista. Por consiguiente, una parte de las narrativas personales estudiadas proceden de americanos. Desafortunadamente todavía hay autores que afirman que el nacionalismo es un fenómeno original y esencialmente europeo.

Los periodos siguientes también proporcionan interesantes desafíos a los relatos generales: débiles Estados decimonónicos con intensa presencia de lo nacional, dictaduras nacionalistas sin deslegitimación de la nación (compárese con España), democracias multiculturales (incluso “plurinacionales” en el caso de Bolivia) que consiguen mantener la unidad y despliegan un poderoso patriotismo pese a la multitud de problemas internos, etc. A mayor profundización, mayor constatación de que entre la nación como tema y América Latina como espacio existe una relación de fértiles posibilidades y necesarias interacciones.

Bibliografía

Alcántara, Manuel. 2016. “América Latina, a vueltas con la identidad nacional”. Política Exterior, 171, 80-92.

Appelbaum, Nancy P., Macpherson, Anne S., y Rosemblatt, Karin A. 2003 (eds.). Race and Nation in Modern Latin America. Chapel Hill: University of North Carolina Press.

Centeno, Miguel A. y Ferraro, Agustín E. 2013 (eds.). State and Nation Making in Latin America and Spain. Republics of the Possible. Cambridge: Cambridge University Press.

Colom González, Francisco. 2003. “La imaginación nacional en América Latina”. Historia Mexicana, LIII (2), 313-339.

Eastman, Scott. 2012. Preaching Spanish Nationalism across the Hispanic Atlantic 1759-1823. Baton Rouge: Louisiana State University Press.

González Rojas, Jorge E. 2007 (ed.). Nación y nacionalismo en América Latina. Bogotá-Buenos Aires: Universidad Nacional de Colombia-Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales.

Knight, Alan. 2000. “Pueblo, política y nación, siglos XIX y XX”, en Uribe Urián, Víctor Manuel y Ortiz Mesa, Luis Javier (eds.). Naciones, gentes y territorios. Medellín: Univ. Antioquia, 370-406.

Miller, Nicola. 2006. “The historiography of nationalism and national identity in Latin America”. Nations and Nationalism 12 (2): 201-221.

Miller, Nicola. 2013. “Latin America: State-building and Nationalism”, en Breuilly, John (ed.). The Oxford Handbook of the History of Nationalism. Oxford: Oxford University Press, 377-394.

Pérez Vejo, Tomás. 2016. “Naciones y nacionalismo en las independencias hispanoamericanas: una revisión historiográfica”. Ayer 103: 199-210.

Skidmore, Thomas E. 1974. Black into White: Race and Nationality in Brazilian Thought. Nueva York: Oxford University Press.

Acerca de Raul Moreno Almendral

Investigador FPU en el área de Historia Contemporánea de la Universidad de Salamanca.
Aún no hay comentarios

Deja un comentario