Política 2.0 en Argentina

El impacto de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información (TICs), y el surgimiento y masificación de Internet, han cambiado la forma de relación y comunicación en todos los ámbitos de la vida humana, caracterizando una nueva era en el desarrollo de nuestras sociedades: la era de la información (Castells, 2001).

Estas transformaciones y sus implicancias se han convertido en objeto de estudio por parte de diversas disciplinas. En el ámbito de la Ciencia Política, el estudio de la Ciberpolítica (o Política 2.0) ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, pero es todavía un campo de estudio relativamente poco explorado, que requiere nuevas y múltiples investigaciones.

En términos generales, puede afirmarse que los líderes políticos se ven influidos por estas transformaciones, que les exigen el despliegue de nuevas estrategias de adaptación: una mayor rapidez y oportunidad en la administración de la información, la elaboración de mensajes crecientemente segmentados (es decir, adecuados a las particularidades de un electorado cada vez más diverso) y el desarrollo de nuevas capacidades en la administración del diálogo público (Lanza, 2010).

El caso paradigmático de adaptación de un liderazgo político a las transformaciones sociales, culturales y tecnológicas que plantea la era de la información ha sido sin duda el de Barack Obama, que en el marco de su campaña electoral para la presidencia de los Estados Unidos, logró que la Política 2.0 hiciera irrupción a gran escala como nueva estrategia político-electoral, como sostuvo Paz-Pellat, “el caso de Obama es histórico, ya que logró transformar la campaña política por Internet en una verdadera herramienta de movilización y participación ciudadana para crear una comunidad de miembros motivados, y sobre todo, proactivos” (Paz-Pellat, 2010: 160).

El caso argentino
Latinoamérica no es ajena a este fenómeno: la Política 2.0 se ha constituido de manera creciente en una nueva herramienta para la realización de las campañas electorales. En el caso argentino en particular, las tendencias mundiales se combinan con ciertos rasgos locales para configurar su especificidad. La crisis de representación que estalló a fines de 2001 y la posterior desagregación de los partidos políticos tradicionales, el surgimiento de nuevas formas de liderazgo que promueven una relación sin intermediaciones con la ciudadanía, y algunas transformaciones normativas específicas (como la Ley de Democratización y Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral Nº26.571/09, que impide que las fuerzas políticas adquieran espacios audiovisuales destinados al proselitismo y que -al mismo tiempo- determina la participación mediática igualitaria de toda la oferta en el período preeleccionario, pero que también limita fuertemente la extensión de las campañas electorales) han promovido el desarrollo de nuevas estrategias de vinculación y comunicación política.

El Observatorio Permanente de Política 2.0, del Instituto Política & Democracia de eamericas.org viene realizando desde el año 2007 un monitoreo cuali-cuantitativo del desarrollo de campañas, candidatos y políticos en la web, principalmente de legisladores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esta institución sostiene que si bien Argentina es uno de los países líderes de la región en términos de conectividad y acceso a Internet (con un 50% de penetración en su población) todavía no se ha internalizado la cultura 2.0 como un espacio para dialogar con la ciudadanía, hacer más participativos y colaborativos los procesos de política pública, y dotar de mayor transparencia a los actos de gobierno.

Por otro lado, la Consultora Integral en Comunicación Aplicada (CICoA) ha presentado dos informes acerca del Índice 2.0 de senadores (2011) y diputados (2010) nacionales en Argentina. En este estudio se resalta la falta de utilización y aprovechamiento de las herramientas de Internet como una nueva forma de hacer política (Fernández Ardaíz y Doria, 2010 y 2011).

En este sentido, la presencia de utilización de plataformas webs en las campañas políticas se ha desarrollado fuertemente a partir del año 2011, cuando los políticos entendieron la importancia de “estar on line”. Un ejemplo es la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que a través de su cuenta de Twitter @CFKArgentina, es la líder más seguida de Latinoamérica, con más de 2,1 millones de seguidores.

Es cierto que la cantidad de seguidores no significa ni asegura la buena utilización de la red social. Es importante estar on line, pero también es necesario ser on line, es decir actuar con estrategias de comunicación que permitan captar la atención de los electores e involucrarlos en la vida política para lograr su fin principal: participar.

De esta manera, la Política 2.0 en Argentina está en un período de gestación, de pleno formación que requiere múltiples conocimientos para poder desarrollarla eficazmente como una herramienta que permite acercarse al ciudadano. Quedará en el transcurso de las próximas elecciones la capacidad de explotar al máximo los beneficios que la misma proporciona.

Referencias

Castells, M. 2000. La Era de la Información. El poder de la Identidad. Volumen II. México: Siglo XXI.

Fernández-Ardaíz, J. 2011. “El éxito de una campaña política 2.0″, en Larrea, Juan José y Erbin, Augusto (compiladores). Comunicación Política en Latinoamérica. Gestión, campañas y TICs. DIRCOM.

Instituto de Política & Democracia. Sociedad de la Información para las Américas. 2010. “El uso de nuevos medios y redes sociales para la comunicación en Diputados de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina”. Eamericas.org.

Lanza, L. 2010. “Escenas primarias de la política 2.0 en Argentina y el mundo. España”. Magazine Más poder local Nº 3.

Lanza, L. y Fidel, N. 2011. “Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos. Argentina”. Cuaderno 35. Buenos Aires.

Mourad, R. 2009. “Guía básica para entender la Política 2.0: 100 ideas prácticas y 34 recomendaciones para una cibercampaña”. http://www.marketingpoliticoenlared.com/content/guia-basica-para-entender-la-politica-20-por-rafael-mourad

Acerca de Gabriel R. Otazo

Gabriel R. Otazo es diplomado en Ciencia Política y estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política por la Universidad Nacional del Litoral (Argentina).

, ,

4 respuestas a Política 2.0 en Argentina

  1. Gabriel Otazo 3 Octubre, 2013 at 0:58 #

    Muchas gracias pos sus comentarios . Yanina, con respecto a la utilización de la red social TW que está realizando Cristina en sus campañas y post-campañas estoy realizando mi tesis, por lo tanto pronto tendré novedades al respecto. Sin embargo si entendemos y definimos a la política 2.0 con “bidireccional”, podemos evidenciar claramente que Cristina no establece “conversación” con ninguno de sus seguidores, es una cuestión importante a tener en cuenta. Por otro lado, y generalmente en Argentina, los políticos entendieron que estar on-line es importante, pero aún no sus estratégias (ser on-line) que pueden ser beneficiosas para el triunfo de campaña.

  2. Virginia García Beaudoux 2 Octubre, 2013 at 22:36 #

    Acuerdo totalmente y encuentro muy acertada la forma en la que Gabriel Otazo describe el estado de la política 2.0 en Argentina. En un reciente sondeo que realizamos en el COPUB (Centro de Opinión Pública de la Universidad de Belgrano) del 17 al 24 de septiembre de 2013 con una muestra de 651 ciudadanos en La Ciudad de Buenos Aires, encontramos algunos datos que van en el mismo sentido del estado de “gestación” que describe el autor:
    *El 53% desconoce si los candidatos tienen o no páginas web o en Facebook. El 38% está al tanto de esta información
    *El 63% no consultó ninguna página de ninguno de los candidatos antes de votar en la PASO de 2013. Entre el 31% que sí lo hicieron, la mayoría considera que fue de utilidad realizar la consulta
    *Sólo 1 de cada 3 encuestados cree que visitará las páginas de los candidatos durante el mes de octubre, mientras que más de la mitad de la gente (53%) declara no tener intención alguna de visitarlas ni de explorar los perfiles que los candidatos ofrecen en la web
    *Aún así, más de la mitad de los votantes encontraría interesante más que “leer” acerca de los candidatos, poder usar Internet para hacer alguna pregunta a los candidatos que fuera respondida directamente por ellos. Se detecta entusiasmo frente a la posibilidad de obtener respuestas directas de los contendientes a los cargos
    Pueden ver el informe completo del sondeo en nuestra página de facebook, COPUB, https://www.facebook.com/COPUB?ref=hl

  3. Yanina 2 Octubre, 2013 at 20:49 #

    Hola Gabriel, en general coincido con tu diagnóstico. Los estudios centrados en el uso que los políticos “convencionales” hacen de la red muestran que sus estrategias son bastante clásicas pero ahora desarrolladas en nuevos medios: difusión de información unidireccional, con poca atención a lo que la ciudadanía tenga para decir. Aún así hay novedades que merecen ser estudiadas con detalle, como el uso de Twitter por Cristina Kirchner para evitar la intermediación de los medios masivos; o el registro creciente que hacen estos medios masivos de lo que ocurre en la red. En las próximas elecciones, además, participará el nuevo Partido de la red, cuya propuesta es muy revolucionara (veremos qué éxito tiene). ¿Tienes algún pronóstico?
    Saludos,
    Yanina

Trackbacks/Pingbacks

  1. Política 2.0 en Argentina |Gabriel R. Ot... - 3 Octubre, 2013

    […] La Política 2.0 se ha constituido de manera creciente en una nueva herramienta para la realización de las campañas electorales. En el caso argentino en particular, las tendencias mundiales se combinan con ciertos rasgos locales para configurar su especificidad.  […]

Deja un comentario